Bote torpedero alemán en escala 1/72 de Airfix

Por Edward A. Fuquay

Los navíos de la marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) de la Segunda Guerra Mundial siempre me han llamado la atención. En especial las lanchas de ataque rápido (Schnellboot), las cuales obtuvieron una reputación legendaria por sus intrépidas incursiones en contra de convoyes aliados que navegaban las peligrosas aguas de el gélido Atlántico del Norte. Estas embarcaciones eran potenciadas por tres motores Diesel de doce cilindros en V fabricados por la casa Daimler Benz, los cuales le daban a estos esbeltos navíos velocidades en exceso de los cuarenta nudos marítimos. El armamento de la clase S-10 consistía en dos tubos lanza torpedos, un cañón antiaéreo de 20mm, una ametralladora pesada MG42 y armas de dotación para la tripulación. Este navío podía llevar cuatro torpedos, cargas de profundidad o minas.


La capacidad de navegar en alta mar más su potencia de fuego le convirtió en un temible adversario aún para buques de guerra mas poderosos. Las tácticas empleadas por los escuadrones de “Schnellboot” eran dignas de la guerrilla! Los ataques nocturnos de estas navecillas en las rutas de abastecimiento de los aliados, eran tan rápidos y letales, que a poco la escolta de los buques mercantes tenia el tiempo para responder. Muchas de las torpederas Alemanas se rindieron al final de el conflicto dando fe de su durabilidad. Bastantes de estos navíos fueron confiscados y asignados a las marinas de los países aliados. Otros fueron vendidos como excedentes de Guerra y uno que otro aun se encuentran navegando. Algunas de estas torpederas prestaron servicio hasta finales de la década de 1980.

El Kit

Airfix ofreció este modelo en 1979 por primera vez. Los diseñadores dividieron el casco en cuatro piezas para dar la posibilidad de modelar el navío “Waterline” solo hasta la línea de flotación o “Full Hull” de casco completo. La intención era muy Buena, pero como dice el dicho: “del dicho al hecho hay mucho trecho”. En fin se complico la cosa con el ensamble del casco. De verdad que fue una prueba de una virtud que los modelistas cultivamos; la paciencia!

Una vez se haya alineado el casco y armado la cosa ya va por buen camino. En primer lugar para armar la versión del casco completo hay que remover las clavijas que supuestamente deben ayudar a mantener las partes alineadas. Después ármese de paciencia, masilla para resanar y papel de lija húmeda. Les recomiendo grabar la línea de flotación con la punta de una aguja antes de enmasillar. El resto del ensamble es muy fácil. Yo opté por cambiar las barandas por varilla de plástico de .040 y latón de 0.20.

También le agregue cadenillas y cambie las piezas donde se amarra el enjarciado a las cubiertas por anillos hechos de alambre Delgado, ya que estas piezas parecían hechas para un barco a escala 1/8.

Construcción

Para fabricar los parales de las barandas me arme de un trocito de madera bien dura. Utilicé un bloque de Arce de las siguientes medidas 25mm de largo, por17mm de ancho y por 10mm de alto. Utilizando un taladro de banco perfore un agujero de ø .040 a través del ancho, el cual me dio una profundidad de 17 mm. Sobre este orificio y perpendicular al mismo centre los dos agujeros de ø.020 separados a un milímetro de el final de el paral y otro a seis milímetros de distancia. Por estos agujeros correrán las varillas de latón que conformaran los largueros paralelos de las barandas.

Una vez terminado este templete para fabricar los parales procedí a hacer los suficientes para completar las barandas laterales que se desprenden de la caseta del piloto hacia la popa. Las barandas de la proa solo necesitan el agujero superior, ya que estas solo tienen un travesaño. Las bases de los parales las hice utilizando las originales de el kit, las corte de los parales, las pulí y perfore un orificio de ø.040 y las pegue a cada paral. Las barandas fueron ensambladas sin fijarlas al bote en este paso.

Arme las barandas sin pegante, simplemente conté el numero de parales necesarios para cada lado y los enhebré con las varillas de latón. Luego con mucho cuidado establecí la separación adecuada entre cada paral y utilizando la cubierta como guía termine el ensamble preliminar y me asegure de que los parales estuvieran paralelos y perpendiculares a la cubierta. Una vez satisfecho, con cemento de cianocrilato (pega-Loca) pegue los travesaños de latón a los parales de plástico, cuidando de no fijar los parales a la cubierta.

Las piezas transparentes de el kit no las utilice, ya que estas son muy gruesas y poco atractivas. Una vez termine la pintura de el modelo, simplemente llene las cavidades de las ventanillas con pegante blanco de polivinilo, el cual deje secar algo para que se espesara antes de aplicarlo a las aberturas, Una vez este seque las transparencia es mucho mayor que la de las piezas plásticas. Utilice un pegante blanco vinílico de buena calidad.

El enjarciado, los “hilos” los hice de un sobrante de plástico vinílico Negro, el cual calenté sobre la lama de una vela hasta que este bien blando. Una vez esto se consigue, se estira el plástico caliente creando un hilo muy fino y de un solo filamento, que se deja amarrar pegar y como reacciona al calor es muy fácil con un secador de pelo darle una apariencia de estar bien templado.

 

Pintura

De verdad recomiendo pintar el modelo a lo que se va ensamblando. El mimetizaje de estas embarcaciones consistía en un color casi que blanco. “Schnellboot Weiss”. Como referencia utilicé la siguiente pagina de el internet http://www.prinzeugen.com/SBOATIND.htm y el libro de la casa Squadron /Signal “Schnellboot in Action” Utilicé como base el color blanco insignia de la marca ModelMaster que asemeja mucho al color FS17925 al cual le agregue 36 gotas de el color RAF Medium Sea Grey de la misma marca. El gris oscuro que utilice es muy parecido al color “Gunship Gray” de Model Master. Para las superficies de madera, cualquier color habano o café sirve. Su tonalidad varía de acuerdo a la madera utilizada. El envejecimiento se lo dejo a aquellos que gusta envejecer! Yo seré un “jovencito” hasta que me muera!.

Conclusión

A pesar de ser un kit de calidad no tan alta, debemos reconocer que captura la esencia de este bote esbelto que mas parece un yate de lujo que una nave de combate. Desafortunadamente en el mercado hoy en día no hay un mejor kit en esta escala de la clase “S-10”. Con esfuerzo y mucho cariño se logra sobreponer las deficiencias de este kit. Este modelo una vez armado luce bien, y trae unas figurillas muy bien hechas que algún día pintare y las agregare al modelo para darle algo de proporción y vida. Con ansia espero la oportunidad de montar el nuevo kit de la casa Revell de Alemania de la torpedera clase “S-100”, la cual se encuentra almacenada en mi arrume de kits sin armar y se ve que es un modelo en todo el sentido de la palabra.

Feliz modelismo.

Edward A. Fuquay

Modelo cortesía de Marco Dini Bruno

Una vez los ensambles secaron los retire de el bote y procedí a pintarlos. Una vez la pintura seca de un día para otro fije las barandas al bote.

Las cadenillas las agregue una vez toda la construcción del modelo se termino, excepto por el mástil y el enjarciado, esto constituyo el paso final.